Belleza y sentimientos: salud de la psique

La belleza aporta sentido a la vida de las personas y de las comunidades. Nuestra salud psíquica está también en relación a nuestra convivencia con la belleza. La ausencia de belleza en nuestras vidas es considerada una pérdida en la estructura fundamental de la persona y de su ánimo o psique.

La Anhedonia es definida como un estado en el que la persona pierde interés y deleite por la vida en general y por la belleza que hay en ella.

La Acidia se refiere al estado en el que el alma está rodeada de preocupaciones, una fractura en la vida de la persona y por lo mismo una incapacidad para contemplar la belleza y disfrutar de la vida.

Contrario a este estado está Hesikia, un estado del alma en que se alcanza la completa tranquilidad y serenidad del alma y que muchos identificaban con un estado de contacto con Dios y que lo abraza la paz, la quietud y el silencio.

Cuando la persona entra en comunicación con la belleza, puede reconstituirse y construir nuevamente comunidad, como en el caso de la comunidad de  Caminando Unidos  en Morelos, que ha hecho un esfuerzo por ayudar a las personas a alcanzar su verdadera vocación a través de la belleza.